10 Estrategias para optimizar el estudio

Para los estudiantes es algo fundamental poder optimizar su tiempo de estudio, con una memoria entrenada podrán estudiar mejor y esto les será muy útil en su vida profesional.

Te dejamos algunas estrategias para mejorar la memoria, destinadas a mejorar la eficacia durante el proceso de estudio. Están extraídas de diversos estudios, libros y artículos sobre psicología cognitiva.

1. Enfocar la atención
La atención es uno de los principales componentes de la memoria. Para que la información pueda pasar de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo es necesario enfocarse en esta información.

2. Establecer sesiones de estudio regulares
En este sentido la práctica de dejar todo para el final es totalmente erronea
se ha demostrado que los estudiantes que estudian regularmente recuerdan mucho mejor el material de estudio que los que dedicaron sesiones maratonianas al estudio del mismo material. Se trata de ayudar a nuestra mente a procesar adecuadamente la información. S

3. Estructurar y organizar la información
Los investigadores han demostrado que la información se organiza en la memoria en grupos relacionados entre sí. Por lo tanto, estructurando y organizando los materiales de estudio, agrupando los conceptos similares o haciendo resúmenes con notas tomadas a lo largo del estudio, es más fácil asociar la información relacionada y así mejorar el estudio.

4. Utilizar técnicas mnemotécnicas
Estas técnicas Funcionan como una “tecla de acceso” que nos permiten asociar algo concreto a lo que deseamos recordar.

5. Elaborar progresivamente lo que se está estudiando
Para recordar la información es necesario codificar lo que están estudiando en la memoria a largo plazo. Para ello, una técnica muy eficaz consiste es profundizar progresivamente en un concepto comenzando por leer la definición del término clave, estudiar después ese término y luego profundizar en una definición más ampliada. Repetir este proceso varias veces favorece la memorización.

6. Relacionar la información nueva con lo que ya se conoce
Cuando te enfrentes a un material de estudio nuevo y desconocido, piensa primero cómo puedes relacionarlo con lo que ya sabes. Al establecer relaciones entre las nuevas ideas y los recuerdos previamente existentes conseguirás recordar la nueva información mucho mejor.

7. Visualizar los conceptos para recordar mejor
La visualización es una de las técnicas más utilizadas y que mejores resutlados da. es importante fijarse en las imágenes, utilizar colores y símbolos propios, hacer mapas mentales, dibujos personales, Cualquier cosa que nos evoque el recuerdo.

8. Contarle a otra persona lo que se ha aprendido
Las investigaciones sugieren que la lectura en voz de la información mejora significativamente el proceso de memorización. Los educadores y los psicólogos han descubierto que cuando los estudiantes enseñan nuevos conceptos a los demás mejora su comprensión y el recuerdo de los mismos.

9. Prestar especial atención a lo más difícil

Los investigadores han encontrado que el orden de la información puede jugar un papel importante en el recuerdo. Una técnica interesante consistiría en reestructurar la información, empezando por lo que nos resulte más sencillo recordar, dedicando un poco más de tiempo a lo que nos resulte más difícil.

10. Variar de vez en cuando la rutina de estudio
Introducir una variante novedosa en la rutina de estudio rompe la monotonía y aumenta la eficacia de los esfuerzos realizados, ayudando a mejorar la recuperación de la información a largo plazo.

Basta con cambiar el lugar de estudio, intentar encontrar otras horas distintas para estudiar o cualquier otra novedad que nos parezca interesante. No es necesario hacer un cambio radical, sólo buscar alternativas ocasionales.

Facebook Comments