“Abuela torturadora” también maltrató y deformó a otro niño

Un segundo caso de maltrato se suma a la investigación de la mujer acusada de agredir a su nieta de 7 años de edad, a quien le causó deformaciones. En diciembre pasado, la niña abandonó su domicilio, ubicado en la calzada Ignacio Zaragoza, junto con su primo, un menor de 4 años que presentaba las mismas marcas que su prima.

La menor tendrá que seguir un largo tratamiento para recuperarse de las lesiones que le dejó su abuela, quien la golpeaba con un tubo, le daba chiles para comer y la obligaba a permanecer encadenada a una ventana.

La menor tendrá que seguir un largo tratamiento para recuperarse de las lesiones que le dejó su abuela, quien la golpeaba con un tubo, le daba chiles para comer y la obligaba a permanecer encadenada a una ventana.

La Procuraduría General de Justicia capitalina informó que el menor fue localizado con su madre en la colonia Río Blanco, en la delegación Gustavo A. Madero, y que presentaba los mismo signos de violencia que su prima, entre ellas lesiones en manos y pies por ataduras, deformaciones en brazo, cortaduras, falta de dientes y calvicie.

De acuerdo con las entrevistas a otros menores, quienes vivían con la mujer en el municipio de Ixtapaluca, Estado de México, el menor fue golpeado en diversas ocasiones con tubos y la última vez que lo vieron quedó inconsciente, por lo que pensaron que había fallecido.

Además, refirieron que cambiaban mucho de domicilio, por lo que la Policía de Investigación indagó tres puntos, uno de ellos donde localizaron al menor de cuatro años.

La PGJ informó que los otros tres menores no presentan lesiones y están al cuidado de la dependencia. Señaló que el Ministerio Público solicitará al juez de control que la abuela de los menores sea vinculada al proceso.

De encontrarse culpable, la mujer podría alcanzar hasta 60 años de prisión.

 

Facebook Comments