Jake Lloyd, quien dio vida a Anakin Skywalker en Star Wars, Episodio 1: La amenaza fantasma, dejó atrás esa imagen de un niño de 10 años que vimos durante este filme, convirtiéndose en un joven de 27 años que impactó a todos los fans de la saga, cuando se dio a conocer una fotografía suya donde se le ve con la mirada perdida y una herida debajo del ojo izquierdo.

Y es que después de ser detenido en Charleston, Carolina del Norte, tras una persecución, en la cual perdió el control de su vehículo, fue diagnosticado con esquizofrenia y fue internado en un hospital psiquiátrico en junio del 2015.

Su oscuro pasado con George Lucas

Durante varias entrevistas , Jake declaró que sufrió bullying: “Los otros niños fueron muy malos conmigo, hacían sonido de sable de luz cada vez que me veían. Era horrible. Mi vida en la escuela se convirtió en un infierno y en algún momento tuve que hacer hasta 60 entrevistas diarias”.

Esto, tuvo graves consecuencias en su vida, como mudarse dos veces, lo que ha causó que sintiera un gran rencor en contra de George Lucas por la falta de comprensión y apatía por la situación que vivió durante esta etapa.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.