¿Estamos ante una posible Tercera Guerra Mundial?

ruso-turco2

Sabemos perfectamente que en internet y redes sociales podemos encontrar todo tipo de datos, ya sean informativos, de pánico, con tendencias e intereses propios de un grupo, de entretenimiento, etcétera. Pero lo que es un hecho es que, justo a partir del asesinato del embajador de Rusia en Turquía, Andrei Karlov, el pasado lunes 19 de diciembre, los rumores sobre una posible Tercera Guerra Mundial se han esparcido como pólvora en distintos tipos de medios.

¿Qué tanto hay de verdad en esto?

La razón inmediata por la que existe esta preocupación es por la comparación que se hace con uno de los detonadores de la Primera Guerra Mundial: el asesinato del archiduque austriaco, Francisco Fernando.

Sin embargo, empecemos entendiendo la razón de fondo de esta alerta mundial, que va más allá del asesinato del embajador, ya que existe un contexto, un trasfondo político complejo, que no se puede ignorar:

  1. El rol del embajador Karlov era muy importante, ya que jugó un papel clave en la reanudación de relaciones entre Rusia y Turquía, enfrentados por sus diferencias sobre el conflicto en Siria (una de las razones de esta relación ríspida es que ambas naciones apoyan a bandos contrarios).
  2. Sin embargo, las tensiones entre ambas naciones crecieron a finales del 2015, cuando un jet turco derribó un cazabombardero del Kremlin, que sobrevolaba la frontera entre Siria y Turquía.
  3. Posteriormente, en agosto de 2016, se retomaron las relaciones comerciales entre ambas naciones, después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, y el mandatario turco, Recep Tayyip Erdoğan se reunieran, dejando atrás el malestar que generó el derribo de la aeronave rusa.

Muchos se han preguntado si es posible que la muerte de una persona pueda provocar semejante reacción como una guerra mundial. Sin embargo, va mucho más allá del asesinato de uno o más personas. Es decir, no se puede dejar de leer entrelíneas las verdaderas razones por las que se generan este tipo de conflictos, en los que muchas veces sólo se usa de pretexto algo para justificar sus actos.

“Los asesinatos brindan oportunidades y ocasiones para las guerras, pero no las causan”, David Frum, The Atlantic

No obstante, todo parece indicar que este conflicto no escalará a más y que tampoco la guerra sea algo que vaya acorde a los intereses de ambas naciones. Lo que circula en redes son rumores, no existen en el presente fundamentos que sustenten que un escenario bélico esté a la vuelta de la esquina.

 Así se puede observar tras el mensaje de prensa del mandatario de Turquía, quien aseguró que este asesinato es una “provocación que tiene como objetivo destruir la normalización” entre ambos países. “Tanto la administración rusa como la turca son conscientes de ello y no lo van a permitir”.

Aunque no por esto se niega la difícil relación que existe entre ambos países, pero lo que es un hecho es que tienen varios intereses en común, así como una visión compartida en algunos aspectos, como:

  • Tanto Rusia, como Turquía, sienten que sus intereses han sido vulnerados por países europeos, pero en particular por Estados Unidos.
  • Respecto a lo que ocurre en Siria, las dos naciones se consideran como los únicos que podrán negociar para terminar el conflicto.
  • Ambas partes han desarrollado nuevos conceptos y asociaciones globales, debido a su desconfianza hacia organizaciones internacionales como la ONU.

Sin embargo, respecto a una posible guerra debido al asesinato del embajador, no hay fundamentos o fuentes que puedan afirmarlo.