Fragmentado, un thriller con mucha personalidad

Captura de pantalla 2017-02-17 a las 1.00.19 p.m.

Por Armando Guajardo– El controvertido director M. Night Shyamalan, quien se decía sería el próximo Steven Spielberg con filmes como “El Sexto Sentido, El Protegido y Señales“, tuvo después una muy mala racha que duró casi 10 años, por lo que se había convertido en un sinónimo de malas películas. Pero el cineasta se tragó el orgullo, volvió a sus orígenes para hacer nuevamente thrillers, esta vez de bajo presupuesto. El año pasado hizo The Visit, y ahora llega Fragmentado (Split), que se estrena este fin de semana en México.

La cinta narra la historia de tres jóvenes que son secuestradas por una persona que tiene múltiples personalidades.

Como les comentaba, Shyamalan tuvo varios desaciertos como El Maestro en el Aire y After Earth (con Will Smith y su hijo), que fueron de lo peor en sus respectivos años. Tal vez, la restricción de presupuesto que tuvo en sus nuevas películas le ayudó a explorar su creatividad, ya que The Visit costó solamente 5 millones de dólares y ganó 100. Con Fragmentado, que costó apenas 10 millones, recaudó casi 200 millones (115 tan sólo en Estados Unidos).

En esta cinta, Shyamalan nos trae un thriller que es una mezcla de su estilo acostumbrado, pero con un tono más ligero. Con The Visit exploró un poco la comedia, algo que nunca había hecho, ya que sus cintas solían ser muy serias. Aquí, de nueva cuenta, maneja de pronto un humor que a veces está en la línea de ser involuntario. Pero lo que hace la diferencia en esta película y que por ello vale la pena, es la actuación del protagonista, James McAvoy (X-Men First Class) quien hace una tremenda actuación, digna de Óscar, interpretando a un personaje que tiene muchas personalidades, muy distintas entre sí. Lo acompaña la actriz Anya Taylor Joy (The Witch), joven carismática y que no actúa mal, aunque aquí no logró lucir mucho, ya que su papel no dejaba de ser la típica damisela en apuros.

No se puede dudar que Shyamalan es muy creativo, y aunque varias de sus películas no han funcionado, es de los pocos directores en Hollywood que hace ideas originales (escritas por él mismo). Aquí demuestra porque tuvo tanto éxito al comienzo de su carrera. Conforme nos acercamos al final, la cinta puede dividir opiniones entre si gusta o no, pero el twist, marca registrada del cineasta, hace que valga la pena totalmente (que obviamente no puedo decir más sobre el tema).  Así que si les gustaban sus primeras películas, no se la pierdan.