Hugh Hefner, el hombre que hizo del sexo un imperio

Hugh Hefner, el creador de imperio llamado Playboy, falleció este 27 de septiembre.

Una de sus frases más famosas era: “La fuerza civilizadora importante en el mundo no es la religión, es el sexo”.

Y de esa “fuerza” hizo un gran negocio. Todo inició En 1953, la primer famosa en la portada de Playboy fue Marilyn Monroe.

En 1959 Hefner inauguró la Mansión Playboy en la ciudad de Chicago. Aparecía ante el mundo en camisa florida, una sonrisa similar a la de “Popeye” y una chequera millonaria.

Su gran negocio inició con un préstamo de 600 dólares; además obtuvo 400 dólares más al poner los muebles de su casa como garantía. A lo que sumó préstamos de amigos y familiares.

Así, logró reunir una inversión total de 8 mil dólares. Con ese monto inicial creó su imperio.

La revista llegó a la cima de su popularidad a principios de los setenta, con una circulación de 7 millones de ejemplares. Su fortuna entonces se disparó hasta los 200 millones de dólares.

Playboy Enterprise llegó a ser mucho más que una empresa dedicada a producir una revista. La marca Playboy es reconocida también por su incursión en la producción de programas de televisión, festivales musicales, grupos editoriales y centros de diversión en donde se pueden ver a las mujeres vestidas de conejitas.

En 1988, Hugh Hefner nombró como directora ejecutiva de la revista a su hija Christie, quien renunció al cargo 23 años mas tarde, en el 2011, por los problemas financieros que tenía la empresa.

Fue entonces que Hugh decidió comprar parte de las acciones de la empresa haciéndola una corporación privada

Así, pudo seguir con su labor como editor ejecutivo en jefe de la empresa que fundó en 1953 hasta el día de su fallecimiento el 27 de septiembre pasado.

Sus amores

Admitió que tuvo muchísimas mujeres en su vida, en alguna entrevista dijo que se acostó con más de mil.

Oficialmente tuvo tres esposas, antes de la fama se casó a los 23 años con Mildred Williams que hoy tiene 91 años y es madre de sus dos primeros hijos.

Su segunda esposa fue Kimberly Conrad que hoy tiene 55 años, fue una de sus conejitas consentidas de la Mansión Playboy con quien tuvo otros dos hijos.

En 2012 se casó con Crystal Harris que tiene 31 años y se ha convertido en su viuda y heredera.

Facebook Comments