Cady Mansell tiene un gran sentido de la moda a sus 9 años, le gusta el maquillaje y probar diferentes estilos en su vestimenta. Sin embargo, esto es algo que la iglesia católica donde iba a realizar su primera comunión no entendió.

Ella escogió un elegante traje blanco para el gran día y cuando los directivos de la escuela se enteraron de la vestimenta que tenía planeada Cady, le informaron a sus padres que no podría contraer el sacramento con el resto de su clase a menos de que usara falda o vestido.

“Me puso triste y enojada. Todos deberíamos ser iguales y usar lo que nos guste”, dijo Cady según información de The Washington Post.

Sus padres optaron por sacarla del colegio.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.