El video de una cámara de seguridad instalada dentro de un elevador en la ciudad de Zhengzhou, ha causado indignación alrededor del mundo, pues muestra como una niñera golpea a un bebé en cuanto las puertas se cierran.

De acuerdo con las imágenes, la madre del pequeño lo deja con la niñera, y cuando se cierran las puertas del elevador este comienza a llorar, para callarlo, la mujer primero lo amenaza con la mano levantada, pero al ver que no funcionaba, comenzó a golpearlo dándole puñetazos en su pansita y en su cabeza.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.