André-Pierre Gignac visitó en el hospital a José Garza Cruz, un pequeño paciente de cáncer en los huesos. Esta no ha sido la única vez que tiene este tipo de gestos, ganándose la admiración, cariño y respeto de la afición regia.

En el pasado Gignac ya había invitado al niño y a su familia a la final de la Liga MX en el Estadio BBVA Bancomer y lo llevó a la zona donde se encontraba el trofeo de campeón para que pudiera tocar la copa.

 

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.