Todo lo que tienes que saber para hacer tu propio huerto en casa (Fotos)

04-miercoles-Huerto-en-casa-03

¿Quién dice que se necesita un gran espacio para poder tener un huerto en casa? Este proyecto, que podrás compartir con toda la familia, te dejará montar tu propio huerto urbano desde cero.

Lo primero es decidir qué espacio le asignaras. Esto es sumamente importante, ya que determinará en gran medida el éxito o el fracaso de nuestro proyecto. Para ello debes tener en cuenta algunas consideraciones:

  • Debe ser un lugar soleado, que cuente con luz natural el máximo de horas posibles al día.
  • Tiene que tener una toma de agua cercana. No es imprescindible, pero te ahorrará tiempo y esfuerzos a la hora de regar.
  • Es importante que el suelo cuente con un buen sistema de drenaje, que canalice el agua sobrante hacia un desagüe o salida de agua. Si instalas tu huerto en una galería o un espacio interior, puedes compensar instalar bandejas que recojan el agua de riego sobrante.
  • Ten en cuenta que el espacio que ocupará el huerto se ensuciará con facilidad(trasplantes, podas, riegos…).

En función del espacio del que dispongas, puedes montar dos tipos de huerto:

  • Horizontal: con macetas colocadas una al lado de otra.
  • Vertical:en distintos pisos. Esta modalidad de huerto, además de ahorrar espacio, te permitirá trabajar con mayor comodidad.

En cuanto al soporte o base para las plantas, puedes utilizar materiales reciclados como garrafas y botellas de plástico vacías. También, cajoneras y armarios viejos, pequeñas cajas de madera y palés de madera.

La tierra que más le conviene a un huerto es la que puedes encontrar en cualquier campo labrado. Esto es lo que tienes que tomar en cuenta en la elección de las plantas:

  • Elige plantas de temporada: ahorrarás recursos (agua, luz…) y contribuirás a mejorar la salud de tu huerto.
  • Combina distintos tipos de plantas: aromáticas, flores… junto a hortalizas y verduras. Algunas de ellas son repelentes naturales de plagas y hongos que perjudican a tu huerto.
  • Crea tus propios planteles: puedes usar hueveras vacías para hacer crecer tus semillas con algo de papel húmedo o tierra esponjosa, y trasplantarlas luego a su lugar definitivo.

 

Considerando todos estos factores, estarás listo para poner manos a la obra y realizar tu huerto.

 

Con información de La Bioguía

Facebook Comments